“La primavera la sangre altera”

Me gusta hablar y recordar este tema cada año, ya que me ha afectado en más de una ocasión, y al principio no sabía qué era.

Vuelve el buen tiempo, suben las temperaturas, y aumentan las horas de sol. Con todos estos cambios, el cuerpo tiene que salir de su letargo de invierno y aclimatarse a la nueva estación.

Ahí es donde aparece la astenia primavera, que es un trastorno de breve duración (unas pocas semanas), que viene tras el cambio de estación, del invierno a la primavera. .

Algunos de sus síntomas son:

  • fatiga o cansancio físico
  • cefaleas
  • desmotivación
  • cambios de humor
  • irritación, inquietud o síntomas de ansiedad
  • insomnio o dificultades para conciliar el sueño
  • somnolencia durante el día
  • pérdida o disminución del apetito sexual

 

La mejor manera de pasar esas semanas es:

  • date permiso para no rendir al ritmo que lo haces siempre.
  • intenta descansar o dormir lo que el cuerpo te pida.
  • procura mantener una rutina de alimentación y una dieta equilibrada.
  • haz ejercicio moderado. Si no te apetece ir al gimnasio, da un paseo, por ejemplo.
  • aprovecha para tomar el sol. Es la mejor fuente de energía que tenemos.
  • no te fuerces a hacer cosas que no te apetecen.

 

En la mayoría de casos, este trastorno dura unas pocas semanas, así que no te desesperes.

 

Eva Molero

Psicóloga núm. col. 20.974

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies
y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies